INCRUSTACIONES DENTALES

La incrustación dental es un tratamiento Restaurador indirecto que sirve para sustituir o reponer el tejido dental dañado por una caries o un desgaste de la pieza dental. Se utiliza en situaciones en las que una obturación o empaste convencional es una solución insuficiente, pero existe suficiente diente remanente sano.

La incrustación dental es un tratamiento en auge, basado en la odontología mínimamente invasiva, el cual sustituye en la mayoría de los casos a la tradicional Corona (funda) de recubrimiento total. Con la incrustación, se puede restaurar la parte de diente exacta que falta, como si se tratase de una pieza de puzzle, evitando tener que desgastar el diente para colocar una corona, como se hacía anteriormente.

El material del que están hechos es mucho más resistente, puesto que son confeccionadas por el técnico protésico del laboratorio.
Para su confección, el dentista debe de realizar una pequeña preparación (desgaste o tallado) del diente y tomar unos moldes que permitan realizar unos moldes sobre los que el protésico confeccionará la incrustación

En una cita posterior, el dentista probará en su boca la incrustación y procederá a su cementado adhesivo, devolviendo así la anatomía, estética y resistencia a tu diente.

PIDE TU CITA AHORA LLAMANDO AL 950 172 434